Comencé mi carrera profesional en el salón Pelegrin, donde recibí formación comercial, marketing y aprendí todo lo relacionado con el funcionamiento del negocio, pero sin dejar de lado la parte creativa del trabajo. En 1995 adquirí el salón donde trabajaba. En ese momento comencé mi andadura empresarial, sirviéndome de mucho toda la formación y filosofía de empresa de Salones Pelegrín.

Siempre he sentido gran interés por la peluquería británica. Es un gran referente para mí. Mi principal objetivo era viajar a Londres para formarme con más precisión en lo que más me gusta. Desde el primer viaje vuelvo cada año para ver desfiles y asistir a ateliers y seminarios. No concibo un buen peinado sin maquillaje. Su importancia es clave para lograr un look completo. Hoy en día alcanza el cincuenta por ciento del trabajo en mi salón.

Transmito toda esta pasión en mi salón, pero no me conformo con esto y doy el siguiente paso con un proyecto que me entusiasma: poder formar a otros profesionales. De la mano de Schwarzkopf Professional pongo en marcha este proyecto y hasta la fecha, formo parte del equipo nacional de formación. Este camino ha sido un reto y una ilusión que me mantiene despierto en todo momento.

Mis primeras actividades como miembro de Schwarzkopf Professional consistían en impartir cursos de creatividad, técnica y ateliers, que luego dieron paso a sus colecciones de temporada Essential Looks en diferentes formatos, hasta llegar a My Collection, el proyecto en el que actualmente estoy inmerso y que me encanta, donde se fusiona fotografía y creatividad de un modo interesantísimo. Pertenecer al equipo de la firma no solo supone un desarrollo profesional, también es personal, ya que durante todos estos años me ha permitido conocer a otros profesionales, técnicos y empleados de la compañía, que se han convertido en buenos amigos y, en muchos casos, casi en familia. Es sin duda un aspecto del que me siento muy orgulloso.

Mi filosofía de salón es el total look. No me limito a lograr que mis clientes reciban un servicio completo de cabello, también trato de convertirlo en una experiencia que integre moda, belleza, tendencias, maquillaje, decoración y un largo etcétera de materias englobadas en el mundo del estilo. Por bonita que sea una imagen no perdura más de un día, por eso mi objetivo va un poco más lejos, buscando permanecer en el recuerdo de mis clientes, en forma de satisfacción y de experiencia inolvidable.

Además de peluquería, maquillaje, manicura, pedicura y servicio a domicilio, estamos especializados en ceremonia y eventos. Ven a vernos, estaremos encantados de saludarte.

Arturo Rosaleñ.